EL LIDERAZGO

Jefe o Líder…

 

En la mayoría de los casos en donde el personal no tiene contacto directo con las cabezas de la organización se tiene una idea de lo que esta persona es o representa, en general lo que los trabajadores piensan de su jefe es que ordenan, mandan, deciden, dicen lo que se debe hacer, imponen criterios, distribuyen el trabajo, controlan y supervisan las tareas.

 

En muchos casos, sobre todo en el caso de grandes corporaciones, las actividades y responsabilidades de los que encabezan a la empresa les lleva a descuidar algunos detalles importantes, la preocupación de los directivos y mando debería estar centrada en crear una imagen tal, que sus subordinados lo catalogaran como un colaborador más, orientador, alguien que escucha a su gente, generador de confianza; aceptado naturalmente por el grupo, buen comunicador, una persona que apoye y ayude, que transmite seguridad.

 

Quien es Líder provoca como un resultado natural una aceptación y admiración por parte de su equipo, ya sea por su carisma y su servicio o por el impacto positivo de sus ideas, todo líder es una persona que todos desean que esté allí para guiarlos.

 

El líder es el respaldo del equipo, el que potencia a las personas para que se desarrollen y crezcan de forma personal y profesional. Para que manifiesten con libertad y apertura  sus inquietudes, iniciativas y creatividad. Fomenta la responsabilidad, el espíritu de equipo, el desarrollo personal, y, especialmente, es el artesano de la creación de un espíritu de pertenencia que une a los colaboradores para decidir las medidas a tomar.

 

Un buen líder aprovecha el conocimiento de otros y reconoce humildemente el talento de su equipo incluso por encima de sus propias habilidades.

 

Hay líderes naturales; personas que tienes una habilidad natural de influir sobre las personas que los rodean, por lo general las personas buscan líderes que lo representen, que les orienten y apoyen; no todos desean la responsabilidad de ser líderes, muchos prefieren ser guiados, sin embargo hay muchos jefes que no son líderes, pero también es posible aprender a hacerlo. ¿Le gustaría a Ud. Ser reconocido como un líder de su equipo? Si su respuesta es sí, le felicito. Póngase en marcha que el tiempo apremia y la supervivencia de la organización y de su cargo podría estar en juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *